• Esta enfermedad es considerada como uno de los dolores más intensos por los que pasa un ser humano, y es por esto que las personas que la padecen buscan soluciones efectivas y que al mismo tiempo sean lo menos agresivas posibles. Gamma Knife conjuga todas esas características.

 

Santiago, abril 2019.- A nivel mundial 1 de cada 15 mil personas sufre de neuralgia del trigémino. Esta es una enfermedad bastante antigua, su primera descripción médica fue el año 1756, y desde entonces se han hecho múltiples esfuerzos para poder tratarla dado los fuertes dolores que presentan las personas que la padecen.

 

Cabe explicar, que la neuralgia del trigémino, también llamada tic doloroso, es una afección que presenta dolor facial intenso, similar a una descarga eléctrica, debido a la afectación del nervio trigémino, uno de los nervios más largos de la cabeza y responsable de llevar la sensibilidad de tacto y de dolor desde la cara hasta el cerebro.

El nervio trigémino esta formado por:

 

 

 

  • La rama superior (oftálmica)
  • La rama media (maxilar)
  • La rama inferior (mandibular)

 

 

 

 

“No fue hasta el año 1963 donde se utilizó un medicamento para tratarlo, que de hecho es el único que existe hasta el día de hoy, llamado Carbamazepina  (Tegretal). Un remedio que se creó en un principio para la epilepsia y que neurólogos descubrieron que también servía para la neuralgia del trigémino”, explica Claudio Lühr, director médico del Centro Gamma Knife Santiago.

 

Este medicamento es el único eficaz para aliviar e incluso eliminar el dolor, pero no puede ser ocupado infinitamente. Con el paso de los años, en su uso, el medicamento empieza a perder eficacia y es necesario subir la dosis y como en muchos tratamientos, las dosis no se pueden subir indefinidamente, porque los pacientes pueden experimentar problemas de toxicidad, y es en ese punto cuando las cirugías aparecen como una posibilidad de tratamiento.

 

Entre las intervenciones empleadas actualmente, la primera y más antigua alternativa de cirugía es con Gamma Knife, “que se inició en Suecia en los los años 70 y que al mismo tiempo es la menos invasiva y con cero riesgos”, puntualiza el doctor Lühr.

 

Otra alternativa que se empezó a usar a principios de los 80, se llama “descompresión vascular de fosa posterior”. Es una operación de cirugía abierta que consiste en separar el nervio trigémino de una eventual compresión por un vaso sanguíneo. Y a mediados de los 80 aparece la llamada “Microcompresión del ganglio de Gasser”. Esta operación consiste en la introducción percutánea de un catéter que en la punta tiene un globo o balón, el que una vez ubicado en la zona del ganglio de Gasser, se infla y esto produce un “apretón” de los nervios.

 

Para el doctor Claudio Lühr es muy importante aclarar que no existe ningún procedimiento para la neuralgia del trigémino que garantice un resultado 100%, ya que un paciente se puede operar con cualquiera de estas opciones, sin obtener los resultados esperados, en algunos casos. Otra punto importante para tener presente es que tampoco se puede saber de antemano cuánto durara el efecto, puede ser 1 año, 2, 10 ó 20.

 

“El porcentaje de efectividad que tienen todas estas operaciones alcanzan en promedio entre 85% y 90%. Lo que diferencia a Gamma Knife de las demás es que no tiene ningún riesgo, no es invasiva y es por esto que se prefiere como primera opción”, comenta el especialista.

 

En el Centro Gamma Knife Santiago se han realizado más de 750 radiocirugías desde el año 2011, donde cerca de 150 han sido para tratar la Neuralgia del Trigémino, con un porcentaje de efectividad similar al que se tiene alrededor del mundo, cercano al 90%.

 

“Hay que dejar claro que la enfermedad a la que nos estamos refiriendo es la llamada neuralgia esencial del trigémino, que es la que no se conoce su causa. Existen otras neuralgias que pueden afectar ramas del trigémino y producir dolor y esas pasan a ser secundarias, porque son causadas por otras patologías (por ejemplo tumores, enfermedades inflamatorias o degenerativas, etc.) y en estos casos no se dan las mismas respuestas con las operaciones anteriormente mencionadas”, recalca el Dr. Lühr

 

Información: Paula Peñaloza, Rodrigo Franco.

Gentileza: Dr. Claudio Lühr

Share This