Cirujano Plástico de Clínica La Parva y creador del programa “Cirugía de Cuerpo y Alma” , se refiere a la muerte de una joven en una clínica de “cirugía estética” en Providencia.

Durante la noche del lunes 11 de marzo  se confirmó la lamentable noticia de la muerte de una joven de 20 años en una “clínica estética” de la comuna de Providencia, luego de que se sometiera a una abdominoplastía, generando la ira de su familia, quienes llegaron hasta el recinto para exigir explicaciones y generar diversos destrozos en el lugar. Cercanos a la fallecida, reclaman una posible negligencia médica tras la realización de la cirugía estética.

 

La Brigada de Homicidios de la PDI baraja la tesis que apuntan a una supuesta responsabilidad del establecimiento. La afectada perdió la vida luego de sufrir un paro cardiorrespiratorio, siendo su cuerpo trasladado al Servicio Médico Legal.

 

A raíz de estos hechos, el Dr. Pedro Vidal, cirujano plástico de Clínica La Parva declara lo siguiente;

 

“La muerte de una niña en una ‘clínica estética’ en Providencia  es una tragedia, en que médicos no especialistas hacen lo que no saben, en una clínica de dudosa reputación, sin las medidas mínimas de seguridad que todo paciente merece.

 

Lo más penoso es que la gente no se toma los cinco minutos que llevaría averiguar en Internet  la acreditación del médico y la clínica.  Esos cinco minutos pueden salvar su vida o evitarle un desastre que lamentará por siempre. 

 

Debemos recordar que muchos médicos generales que hacen una «pseudo cirugía plástica» ponen en la web resultados falsos, títulos que no existen y nadie los controla.

Entonces es deber de pacientes y familiares verificar la información. 

 

Es atroz que tengamos que revivir esta historia tantas veces y las autoridades no tomen medidas para proteger al público ingenuo e inocente. 

 

Muchas personas siguen confiando en alguna amiga, que les pasa un dato de un doctor que hace magia, sin cuestionarse cuánto calza de verdad.

Mientras no se promulgue una Ley de Especialidades en Chile, esto continuará pasando. 

Hagamos un nuevo llamado a las autoridades a preocuparse.

Los que tenemos hijos podemos imaginar el dolor de esos padres y familiares, lamentando haber confiado y no averiguar como corresponde.

 

Mis sinceras condolencias a la familia y esperemos que esta vez se haga justicia”.

Share This