A través de una pantalla que va transmitiendo en tiempo real noticias, videos o, incluso, una red social, el Digital Signage o Cartelería Digital se impone nuevamente de manera disruptiva impulsando el marketing y la publicidad en Chile.

El desarrollo acelerado de la tecnología ha implicado que hoy diversas áreas, incluyendo la publicidad y el marketing, han debido adaptarse a nuevos formatos para poder conectar con usuarios mucho más exigentes. En ese sentido, la comunicación ha trascendido para atraer con mensajes instantáneos y específicos a un público segmentado, en un momento y lugar determinado.

Si bien esta tendencia lleva bastante tiempo en mercados mucho más tecnológicos como el de Asia, Canadá o Estados Unidos, en nuestro país se ha visto un desarrollo considerable en los últimos dos años producto de la propia evolución en materia digital. Diversas compañías de publicidad están ofreciendo este producto a sus clientes, como es el caso de Digital Sign, empresa que, a través de sus pantallas con administración de contenido remoto, facilita una herramienta interactiva que puede entregar información en tiempo real para diversos usos y modelos de negocio.

“Se pueden proyectar newsletter de comunicación interna, análisis de métricas, resultados de KPIs, o bien la realización de campañas de marketing, promociones, videos de productos o lo que sea que se requiera informar de manera innovadora, pudiendo incluso dividir la pantalla y transmitir una mezcla de contenidos, ya sea portales de noticia o alguna red social en particular”, explica Carlos Marín, fundador y director de Digital Sign (digitalsign.cl).

Sin embargo, Marín afirma que para que esta solución digital entregue resultados óptimos, es fundamental que no sólo el uso del hardware y software sea profesional, sino que además se genere una línea estratégica comunicacional y una eficaz gestión de contenidos y por supuesto, el monitoreo constante de la efectividad de cada estrategia.

Innovar en la interacción.

Por otro lado, esta herramienta multipropósito y que ya se puede ver en algunos mercados como el retail, presentan un desafío mayor y que tiene relación con la interacción directa de la audiencia, quien, por lo general, se comporta como un actor pasivo que recibe sólo la información desde la pantalla.

“Pues el reto estará en cómo se va a generar esa interacción directamente con el tótem. En Asia por ejemplo, ya ocupan dispositivos adicionales, ya sea cámaras con sensores de proximidad o herramientas externas que permiten entregar una experiencia única al usuario y que dotará a la cartelería digital de una nueva manera de comunicarnos e interactuar con la marca”, sostiene el fundador de Digital Sign (digitalsign.cl).

Redacción información: Rodrigo franco, Josefina kovacs.

Share This